RENTING TECNOLóGICo

Un renting es una forma sencilla y económica de obtener las ventajas de la tecnología más actual sin tener que asumir ni los costes inciales ni los riegos de la propiedad.  Es un contrato de uso entre el propietario de los equipos (el arrendador) y el usuario (tu, tu empresa o tu escuela). El arrendatario paga al arrendador una cuota periódica, normalmente cada mes, para el uso de los equipos. Los rentings se formalizan con contratos escriots dónde se estipulan términs y condiciones específicas: plazo, importe y periodicidad de los pagos y condiciones o restricciones aplicadas a la finalización del contrato.

En un renting se considera que el arrendador es el propietario de los equipos durante la duración del contrato y las posibles prórrogas.

Independientemente del tipo de renting escogido, siempre se tiene en cuenta el valor de mercado de los biens a la finalización, es decir, el valor que estima el arrendador que podrá obtener por la venta futura de los bienes arrendados. Este es un parámetro que influye en los pagos mensuales de un renting, ya que a mayor valor de mercado, menor será la renta. No debemos confunder el valor justo de mercado con el valor residual, ya que el primer valor es operativo y el segundo es un dato puramente contable.

Quando acaba el renting, el arrendatario puede escoger entre las siguientes alternativas (dependiendo del tipo de renting que haya seleccionado):

  • Devolver alos equipos y, si es lo que decide, firmar un nuevo contrato de renting para los equipos actualizados más recientes.
  • Renovar o prorrogar el renting.

VENTAJAS DEL RENTING

El renting te permite distribuir los pagos según las tecnologías que necesitas para tu infraestructura de forma adaptable al largo de la vida útil del activo y armonizar el coste con el beneficio.

De esta forma, evitas tener que hacer un desembolso inicial importante y tus gastos mensuales son previsibles, facilitando la planificación presupuestaria.

←Volver

Mostra
Amaga